caserita.es.

caserita.es.

Carrilleras de cerdo estofadas al vino tinto

Carrilleras de cerdo estofadas al vino tinto

Introducción

Las carrilleras de cerdo estofadas al vino tinto son una receta clásica de la cocina casera. Es un plato tradicional y sencillo, pero lleno de sabor y muy reconfortante. Las carrilleras de cerdo son una carne con mucho colágeno, lo que las hace perfectas para cocinar a fuego lento y conseguir una textura tierna y jugosa. Además, el vino tinto le aporta un sabor y aroma riquísimo al guiso. En este artículo, te enseñaremos todo lo que necesitas saber para preparar unas deliciosas carrilleras de cerdo estofadas al vino tinto. ¡Empecemos!

Ingredientes

  • 1 kg de carrilleras de cerdo
  • 2 cebollas grandes
  • 2 zanahorias
  • 2 dientes de ajo
  • 1 ramita de romero
  • 1 hoja de laurel
  • 1 botella de vino tinto
  • 500 ml de caldo de carne
  • Harina
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

Preparación

Paso 1: Limpiar y salpimentar las carrilleras

Lo primero que tenemos que hacer es limpiar las carrilleras de cerdo y salpimentarlas. Para limpiarlas, retiramos cualquier exceso de grasa o membrana que tengan. Después, las salpimentamos al gusto y las enharinamos ligeramente. Sacudimos el exceso de harina y las reservamos.

Paso 2: Sofreír las carrilleras

En una olla grande, calentamos un poco de aceite de oliva y añadimos las carrilleras enharinadas. Las doramos bien por todos lados, para sellar la carne y que retenga todo el sabor dentro. Una vez doradas, las sacamos de la olla y las reservamos en un plato.

Paso 3: Preparar el sofrito

En la misma olla donde hemos dorado las carrilleras, añadimos un poco más de aceite de oliva y añadimos las cebollas, zanahorias y ajos picados. Añadimos también la ramita de romero y la hoja de laurel. Sofreímos a fuego medio durante unos 10 minutos, hasta que las verduras estén tiernas y doradas.

Paso 4: Añadir el vino tinto y el caldo de carne

Cuando las verduras estén listas, añadimos las carrilleras que teníamos reservadas y las cubrimos con el vino tinto y el caldo de carne. Asegurémonos de que las carrilleras estén completamente cubiertas de líquido. Dejamos que el guiso hierva a fuego medio durante unos 15 minutos.

Paso 5: Cocinar a fuego lento

Pasados los primeros 15 minutos, bajamos el fuego y dejamos que el guiso se cocine a fuego lento durante al menos 2 horas. De vez en cuando, removemos la olla y añadimos más líquido si vemos que se ha evaporado demasiado. El objetivo es que las carrilleras se cocinen lentamente y queden muy tiernas.

Paso 6: Rectificar la sazón y servir

Cuando las carrilleras de cerdo estén tiernas, retiramos la ramita de romero y la hoja de laurel y rectificamos la sazón con sal y pimienta al gusto. Podemos servirlas tal cual, acompañadas de unas patatas al horno o puré de patatas. También podemos añadir un poco de la salsa resultante del guiso por encima de las carrilleras.

Conclusión

Las carrilleras de cerdo estofadas al vino tinto son un clásico de la cocina casera que no puede faltar en tu recetario. Es un plato sabroso, económico y fácil de preparar, ideal para una cena con amigos o para disfrutar en familia. Ahora que ya conoces todos los pasos para cocinar unas deliciosas carrilleras de cerdo estofadas al vino tinto, solo te queda ponerlo en práctica y sorprender a todos con tus habilidades culinarias. ¡Buen provecho!