caserita.es.

caserita.es.

Cómo guardar las sobras para evitar desperdicios

Cómo guardar las sobras para evitar desperdicios

Introducción

A la hora de cocinar, es natural que a veces nos quede más comida de la que podemos consumir en una sola comida. Sin embargo, muchas veces perdemos esa comida extra por no saber cómo almacenarla adecuadamente o por no saber cómo utilizarla en futuras comidas. En este artículo te enseñaremos cómo guardar las sobras de comida para evitar desperdicios y poder aprovechar al máximo los alimentos que cocinamos en casa.

Por qué es importante evitar el desperdicio de alimentos

El desperdicio de alimentos no solo implica una pérdida económica, sino que también tiene un impacto negativo en el medio ambiente. La producción de alimentos requiere de una gran cantidad de recursos naturales, como agua y energía, y cuando desperdiciamos comida estamos desperdiciando también esos recursos. Además, los restos de alimentos que terminan en la basura contribuyen a la generación de gases de efecto invernadero y a la contaminación del suelo y del agua.

Consejos generales para guardar las sobras de comida

Antes de profundizar en consejos específicos para cada tipo de alimento, es importante tener en cuenta algunos consejos generales para el almacenamiento de sobras de comida:
  • No esperes demasiado para guardar las sobras. Es importante refrigerar o congelar las sobras dentro de las dos horas posteriores a su cocción.
  • Utiliza recipientes herméticos para guardar las sobras, ya que esto ayudará a mantener la frescura de los alimentos y evitará la contaminación cruzada.
  • Etiqueta los recipientes con la fecha en que se cocinó la comida para saber cuánto tiempo llevan en la nevera o el congelador.
  • Congela las sobras en porciones individuales para poder descongelar solo lo que necesitas en cada ocasión.

Cómo guardar las sobras de carne

La carne cocida es uno de los alimentos que más rápidamente se estropea si no se almacena adecuadamente. Aquí te dejamos algunos consejos para guardar las sobras de carne:

Carne asada

  • Corta la carne en lonchas delgadas y almacénalas en un recipiente hermético dentro de la nevera.
  • Agrega un poco de caldo de carne para mantener la humedad y la frescura de la carne.
  • La carne asada también se puede congelar, pero es recomendable envolverla en papel plástico antes de colocarla en un recipiente hermético para evitar que la carne se queme por la congelación.

Carne molida

  • Almacena la carne molida cocida en un recipiente hermético dentro de la nevera.
  • Si tienes mucha carne molida sobrante, puedes congelarla en pequeñas porciones para usar en futuras comidas.

Pollo

  • Desmenuza el pollo cocido y almacénalo en un recipiente hermético dentro de la nevera.
  • El pollo también se puede congelar para usar en futuras ensaladas o en guisos y sopas.

Cómo guardar las sobras de frutas y verduras

Las frutas y verduras son alimentos muy perecederos, por lo que es importante almacenarlas adecuadamente para evitar que se estropeen. Aquí te dejamos algunos consejos para guardar las sobras de frutas y verduras:

Frutas

  • Lava bien las frutas antes de guardarlas.
  • Almacena las frutas más delicadas, como las fresas o las uvas, en la nevera dentro de un recipiente hermético o una bolsa para mantener la frescura.
  • Las frutas más resistentes, como las manzanas o los mangos, se pueden almacenar a temperatura ambiente en un lugar fresco y seco.

Verduras

  • Lava bien las verduras antes de guardarlas.
  • Las verduras de hoja, como la espinaca o la lechuga, deben ser secadas bien antes de guardarlas en un recipiente hermético con una toalla de papel para mantener la frescura.
  • Las verduras más resistentes, como las zanahorias o las patatas, se pueden almacenar en una zona fresca y seca fuera de la nevera o dentro de ella en un recipiente hermético.

Cómo guardar las sobras de pasta y arroz

La pasta y el arroz son alimentos que se almacenan de manera diferente según si tienen salsa o no. Aquí te dejamos algunos consejos para guardar las sobras:

Pasta sin salsa

  • Almacena la pasta en un recipiente hermético dentro de la nevera.
  • La pasta también se puede congelar, pero es recomendable cocinarla un poco menos de lo que lo harías normalmente para evitar que quede demasiado blanda después de la congelación.

Pasta con salsa

  • Es mejor almacenar la pasta cocida y la salsa por separado para evitar que la pasta se vuelva demasiado blanda.
  • Almacena la pasta y la salsa en recipientes herméticos dentro de la nevera.
  • La pasta con salsa también se puede congelar.

Arroz

  • Almacena el arroz cocido en un recipiente hermético dentro de la nevera.
  • El arroz también se puede congelar en pequeñas porciones.

Cómo guardar las sobras de pan y productos de panadería

El pan y los productos de panadería, como pasteles o magdalenas, también se pueden almacenar para evitar su desperdicio. Aquí te dejamos algunos consejos para hacerlo correctamente:

Pan

  • El pan fresco se puede almacenar a temperatura ambiente dentro de una bolsa de papel o tela para mantener la humedad.
  • El pan también se puede almacenar en la nevera en una bolsa de plástico hermética, pero esto puede hacer que se seque más rápido.
  • El pan también se puede congelar en porciones y descongelar en el horno o en la tostadora.

Pasteles y magdalenas

  • Almacena los pasteles y magdalenas en un recipiente hermético dentro de la nevera o a temperatura ambiente.
  • Los pasteles y magdalenas también se pueden congelar y descongelar en la nevera o a temperatura ambiente.

Cómo aprovechar las sobras de comida

Además de saber cómo almacenar adecuadamente las sobras de comida, es importante saber cómo aprovecharlas en futuras comidas. Aquí te dejamos algunas ideas:
  • Utiliza las sobras de carne para hacer emparedados o ensaladas.
  • Las sobras de verduras se pueden utilizar para hacer sopas o guisos.
  • Las sobras de arroz se pueden utilizar para hacer ensaladas o como base para bowls.
  • Las sobras de pan se pueden utilizar para hacer migas o pudines.

Conclusión

El desperdicio de alimentos no es solo un problema económico, sino que también tiene un impacto negativo en el medio ambiente. Aprender cómo almacenar y aprovechar las sobras de comida es una forma fácil y efectiva de reducir el desperdicio de alimentos en casa. Con los consejos que te hemos dado en este artículo, podrás evitar que tus sobras de comida se pierdan en el fondo de la nevera y transformarlas en deliciosas comidas nuevas.