caserita.es.

caserita.es.

Consejos para un almacenamiento seguro de mariscos y pescados

Consejos para un almacenamiento seguro de mariscos y pescados

Introducción

El marisco y el pescado son alimentos muy apreciados y consumidos en todo el mundo. Son ricos en proteínas y nutrientes, y pueden ser cocinados de muchas maneras diferentes. Sin embargo, estos alimentos son también muy delicados y pueden ser peligrosos para la salud si no se manipulan y almacenan adecuadamente. En este artículo, te ofrecemos algunos consejos para un almacenamiento seguro de mariscos y pescados.

1. Compra de mariscos y pescados

La compra de mariscos y pescados es la primera clave para un almacenamiento seguro. Aquí te dejamos algunos consejos para asegurarte de que estás comprando un producto fresco y de calidad:
  • Compra productos en tiendas especializadas en mariscos y pescados, donde la rotación de los productos es más rápida y la calidad es probablemente mejor.
  • Busca productos que estén en hielo o refrigerados en todo momento.
  • Elige los productos que estén firmes al tacto, sin olor fuerte, ojos transparentes y piel brillante.
  • Elige los productos que estén etiquetados con fecha de envasado y fecha de caducidad.

2. Almacenamiento de mariscos y pescados

Una vez comprados los productos, debemos almacenarlos adecuadamente para evitar la contaminación bacteriana y el deterioro. Aquí te dejamos algunos consejos para almacenar mariscos y pescados:
  • Siempre guarda los mariscos y pescados en la parte más fría del refrigerador, a una temperatura de 0 a 4 grados Celsius.
  • Si los productos no se van a consumir en los próximos dos días, congélalos.
  • En caso de no poder congelarlos inmediatamente, colócalos en una bolsa de plástico bien sellada y los envolvemos individualmente en papel film.
  • No descongelar y volver a congelar mariscos y pescados.
  • Si ya han sido congelados, no descongelar y volver a congelar mariscos y pescados.

3. Preparación de mariscos y pescados

La preparación es una parte fundamental del proceso y, sin dudas, es sumamente importante hacerlo de manera adecuada. Aquí te dejamos algunos consejos para la preparación de mariscos y pescados:
  • Lave las manos y las superficies de trabajo antes y después de manipular mariscos y pescados.
  • No descongeles productos a temperatura ambiente. Descongelar siempre mariscos y pescados en el refrigerador o dentro de agua fría.
  • No dejes productos sin refrigerar a temperatura ambiente por más de 2 horas.
  • Corta las partes oscuras de los mariscos y pescados antes de cocinarlos, ya que se descomponen más rápido.

4. Cocinado de mariscos y pescados

El cocinar los productos de manera adecuada es fundamental para no poner en riesgo nuestra salud. Aquí te dejamos algunos consejos para cocinar mariscos y pescados:
  • Cocina los mariscos y pescados completamente, asegurándote de que no queden partes crudas o poco cocidas.
  • Controla la temperatura interna de los productos. En los mariscos: 60 grados Celsius. Pescados: 70 grados Celsius.
  • No cocines mariscos y pescados con otros alimentos. Separar los productos en distintas partes del horno o en distintas cacerolas.
  • No uses los utensilios para cocinar distintos tipos de mariscos y pescados para evitar la contaminación cruzada.

Conclusión

Con estos consejos podemos garantizar un almacenamiento seguro, una preparación adecuada y un cocinado completo de mariscos y pescados. Una buena manipulación y conservación de los mismos nos asegurarán una experiencia gastronómica satisfactoria, saludable y sin riesgos para nuestra salud. Recordemos que el seguimiento de estas pautas son fundamentales y deben llevarse a cabo para evitar cualquier riesgo de contaminación y deterioro.